Blogueando por la Reforma

(Editorial) Arpaio debe salir

Originalmente publicada en La Opinión

Los resultados de la investigación federal sobre el Sheriff del Condado de Maricopa, Arizona, fueron fulminantes como para que se termine toda colaboración en los programas federales de inmigración y suficiente como para que el Sheriff Joe Arpaio deje su  cargo.

La lista de irregularidades señaladas por el Departamento de Justicia incluye el uso de perfil racial contra los latinos, discriminar dentro de la cárcel contra los detenidos que tienen un limitado conocimiento de inglés y de lanzar represalias ilegales contra la gente que critica su política y su manera de actuar. Al mismo tiempo, siguen en curso otras investigación sobre aseveraciones en el uso excesivo de fuerza, en no dar un servicio de vigilancia adecuado a las comunidades latinas en su jurisdicción y en no investigar alegaciones sobre agresiones sexuales.

Esta es una condena a los métodos de Arpaio que, con todo orgullo, se presenta como el "más duro" cuando en realidad parece corresponderle el título de ser el "más abusivo" de sus atribuciones policiales. También hay un gran jurado que estudia la posibilidad de presentarle cargos delictivos.

Este desarrollo contra Arpaio tiene su ironía, porque mientras se preparaban los resultados de la investigación federal, el Sheriff era cortejado por los precandidatos presidenciales republicanos que buscaban su respaldo.

Tanto la investigación de Arpaio, como las aseveraciones de sus excesos eran conocidos, sin embargo para la base republicana, aparentemente ciega en cuanto a inmigración, es preferible violar derechos civiles que respetar la ley.

Arpaio, por otra parte, es el mejor ejemplo de la falta de controles y de desorganización en los programas federales de colaboración migratoria entre autoridades locales y federales. La investigación y los resultados de la misma, no curan el daño causado durante a la comunidad latina en Arizona.

La credibilidad del Sheriff de Maricopa es nula mientras Arpaio se mantenga al frente de la misma. Él ya dijo que no renunciará por lo cual esperamos que la Junta de Supervisores local sume presión al esfuerzo federal para obligar su salida o destitución.

Finalmente creemos que el Departamento de Justicia debe suspender el programa de Comunidades Seguras hasta confirmar que las irregularidades cometidas por Arpaio son una excepción y no el caso más conocido de un problema de ejercicio ilegal de autoridad que se repite a lo largo del país.

La credibilidad del Sheriff de Maricopa es nula mientras Arpaio esté en el cargo

Alabama contra sí misma (Editorial)

Originalmente publicada en La Opinión

La entrada en vigencia de la ley HB56 de Alabama, cuyas partes fueron ratificadas hace unos días por una jueza federal, tiene un costo perjudicial para el estado al causar un éxodo de la población latina de ese estado.

La legislación restrictiva es un triunfo de la legalidad para sus entusiastas, que ven la inmigración indocumentada bajo un estrecho prisma político alejado de la realidad y lleno de estereotipos. En realidad, el impacto es contraproducente en las áreas que precisamente la ley pretende ayudar como lo es la economía y la seguridad.

Ya es conocida la dificultad por la que está pasando la industria agrícola en ese estado sureño al no conseguir mano de obra para las cosechas. Ahora la cláusula que obliga a las escuelas a preguntar por la condición legal de los alumnos inscritos, por primera vez está creando un gran temor en la comunidad inmigrante que está retirando a sus niños de la escuela. Esto perjudica la educación de los menores y le cuesta dinero federal a Alabama. Las autoridades escolares estimaron que la ausencia de 231 alumnos —tal como ocurrió el jueves pasado— significa una pérdida de dos millones de dólares de fondos federales para el distrito escolar.

Al mismo tiempo, el convertir a las autoridades policiales en funcionarios migratorios obligados a pedir papeles es una distracción de recursos en momentos en que se recortan presupuestos. El crecimiento de la población entre 1990 y el 2009 no representó un aumento en los delitos cometidos, según las cifras federales. En cambio la reducción de servicios por falta de fondos y el incremento de labor sobre la policía establecido por la ley, sí compromete la seguridad pública.

El reciente fallo de la jueza Sharon Blackburn eliminó algunos elementos controversiales de la ley estatal y abrió la puerta a otros como los que convierte a educadores y policías en agentes de inmigración. Sin embargo, todavía hay esperanzas para que los tribunales puedan actuar contra las cláusulas que ya entraron en vigencia. Esperamos que así sea tanto por el bien de los indocumentados que hoy son hostigados como por Alabama, que ciegamente se ha embarcado en una política que perjudica sus propios intereses.

VIDEO: Reacciones de jóvenes Soñadores sobre la primera audiencia del DREAM Act

Lo bueno, lo malo y lo feo de la semana

Las cosas van de mal en peor para la comunidad inmigrante - con o sin documentos.

Desde un número record de deportaciones y de separación de familias a programas que buscan hacerle la vida de cuadritos a nuestra comunidad, las cosas no se ven tan bien que digamos. 

Americas Voice en Español dedicará un segmento especial cada semana para discutir 'lo bueno, lo malo y lo feo' en el frente migratorio inspirado en la columna de Maribel Hastings,  Lo bueno, lo malo y lo feo Parte I y Parte II.

Esta semana, el primer segmento se enfoca en el Congreso,  los recientes anuncios administrativos y los exabruptos de uno que otro legislador.

Lo bueno es que por segundo año consecutivo, el senador demócrata de Nueva Jersey, Robert Menéndez, presentó su proyecto de reforma migratoria amplia. 

Lo malo es que ningún republicano auspicia el proyecto y esto dificulta su avance.

Y en vez de ofrecer una solución sensata a nuestro maltrecho sistema migratorio, los republicanos siguen con la misma canción argumentado que hasta que no se 'fortalezcan' nuestras fronteras no apoyarán ningún proyecto de reforma amplia. 

Lo malo es que al mismo tiempo que se presenta un plan de reforma migratoria, avanza una medida controversia llamada E-Verify que al vistazo parece algo positivo para los  trabajadores estadounidenses, pero que en realidad empeora las cosas para nosotros los ciudadanos naturalizados y residentes legales.

Y como destaca mi colega Maribel Hastings, de America's Voice, los republicanos, especialmente Lamar Smith de Texas, tienen "la falsa idea de que los ocho millones de trabajadores indocumentados que hay en nuestra economía desaparecerán como por arte de magia".

Lea aquí un análisis del programa.

Lo malo es que uno de los coauspiciadores originales del proyecto de E-Verify en el Senado sea un republicano de un estado que depende de la mano de obra de inmigrantes, Marco Rubio,  de la Florida. 

Y lo feo es que a senador Rubio no le importó unirse a las voces de línea dura del Partido Republicano en el tema migratorio.

De la columna de Maribel Hastings:

"Ahora, auspiciando el proyecto E-Verify con figuras republicanas de línea dura en el tema migratorio, como Grassley, Jeff Sessions, de Alabama, y David Vitter, de Louisiana, no envía necesariamente el mensaje de moderación que algunos republicanos esperan para atraer de nueva cuenta a los votantes hispanos a esa colectividad. Vitter, por ejemplo, auspició un proyecto para negar la ciudadanía estadounidense a niños nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados."

Y continuamos con lo más feo de la semana: los mismos republicanos que en años pasados apoyaron una reforma migratoria siguen  echándole "leña al fuego" al clima antiinmigrante en el estado de Arizona.  Según el senador republicano John McCain, los indocumentados fueron la causa de los incendios en el estado de Arizona. 

La Coalición por los Derechos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA), describió estos comentarios como "xenofóbicos" y el Consejo Nacional de la Raza (NCLR), como "decepcionantes e irresponsables".

Concluimos este segmento con otro programa polémico llamado 'Comunidades Seguras' que ha causado mucha tensión y confusión entre nuestra comunidad. 

Lo bueno es que gracias a la presión de los grupos pro inmigrantes y congresistas demócratas como Xavier Becerra en contra del programa, la  administración Obama  tomó un primer paso para apaciguar las ansiedades de la comunidad inmigrante y pedir cuentas claras sobre si realmente se están enfocando en deportar a "lo peor de lo peor".

En una nota publicada en Univisión.com, Maribel Hastings describe más en detalle sobre los presuntos 'cambios':

"Se pretende tratar de amparar a víctimas de violencia doméstica y testigos o víctimas de crímenes.

Se anunciaron además medidas de entrenamiento a policías locales y estatales y se reafirmó la llamada discreción de fiscales y funcionarios locales en determinar quién es deportado considerando factores como buena conducta y lazos con la comunidad.

Pero quedan muchas cosas sobre el tintero porque muchos de los cambios de fondo dependerán de la revisión de la junta asesora. ¿Qué pasará mientras tanto?"

Lo malo es que los cambios más amplios a este programa dependen de una junta asesora que todavía no se ha integrado y que hay que esperar para ver si los cambios anunciados se hacen realidad en la práctica para evitar la deportación de personas sin historial criminal y la separación de familias.

Como dijo la líder de la minoría demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, la realidad es otra:

"Aunque el gobierno lo niega; sabemos lo que se dice que está pasando en las comunidades." Y afirmo que el programa  "es un desperdicio del dinero de los contribuyentes".

Finalmente, lo bueno es que seguimos de pie y presionando para que un día finalmente se haga realidad esa reforma migratoria amplia. 

Hasta la próxima.

Piden que campaña de Obama no solicite fondos usando el DREAM Act

WASHINGTON - United We Dream, una de las redes que agrupa jóvenes estudiantes indocumentados que abogan por el proyecto de legalización DREAM Act, le solicitó a la campaña de reelección del presidente Barack Obama que remueva de su página oficial y de Facebook un anuncio que emplea el tema del DREAM Act y solicita contribuciones de campaña.

“Pídanle al presidente Obama que saque estos anuncios inmediatamente y que tome acción real para frenar las deportaciones”, señala la petición de los jóvenes.

El anuncio de la campaña de Obama dice, en inglés y español, "Quiero promulgar la ley DREAM pero necesito su ayuda para realizar la difícil labor de hacer que las personas cambien de opinión y cambien de voto, una a la vez. ¿Contamos contigo?"

En la petición de UWD, titulada en inglés: Obama, END Our Pain before you start your campaign!, los jóvenes le recuerdan al presidente que pueda emplear su poder ejecutivo para concederles acción diferida como grupo, es decir, ampararlos de la deportación en tanto puede aprobarse el proyecto de ley DREAM Act presentado nuevamente esta semana en ambas cámaras del Congreso.

“En vez de poner fin a nuestro dolor, ha optado por usar nuestro sufrimiento para que su campaña crezca. Esto nos parece decepcionante y ofensivo y demandamos que la campaña de Obama remueva este anuncio inmediatamente”, dice la solicitud de la red UWD.

Carlos Saavedra, coordinador nacional de UWD, dijo que el anuncio todavía figura en la página oficial de la campaña y en Facebook.

Los estudiantes y grupos pro inmigrantes le han solicitado al presidente Obama que emplee su autoridad ejecutiva para proteger de la deportación a jóvenes indocumentados que llenen los requisitos del DREAM Act. Pero Obama insiste en que es sólo por la vía legislativa que debe resolverse la situación de los llamados Soñadores.

La acción diferida no es una vía de legalización. Es una protección de la deportación, temporal y revocable.

A nivel nacional han progresado medidas estatales para aliviar la situación de estos jóvenes permitiendo, por ejemplo, que paguen la misma matrícula que los residentes del estado. Empero, ninguna medida estatal puede regularizar la situación migratoria de estos jóvenes, algo que está en manos del Congreso. Sin acción legislativa, el presidente podría amprararlos de la deportación mediante la acción diferida.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva y analista de America’s Voice

 

Sí se pudo…tener otra reunión

Varios medios reportaron hoy sobre otra reunión en la Casa Blanca sobre la reforma migratoria  y qué hacer para cambiar "el tono" del debate y alzar las diferentes voces en nuestra comunidad para destacar el tema.  

La primera fue con líderes cívicos, empresariales, religiosos, y sindicalistas y ahora, como muchos medios reportan, con "las celebridades" o el "glamour" de la comunidad latina.

Uno no puede evitar sentirse un poco cínico, pero como comentó Maribel Hastings en su columna semanal, "Sí se puede…tener otra reunión":

Las voces han sido alzadas y los políticos las han escuchado, pero tampoco ha pasado nada. Y fue él solito (Obama) el que se puso a hacer promesas que los votantes hispanos escucharon muy bien.

Ya se sabrá qué carta se sacan de la manga en las próximas semanas o meses para acallar a los críticos y argumentar "acción".

Seguro ocurre tras otra reunión.

Y sí, no pasó ni una semana y 'sí se pudo' tener otra reunión.

Aunque agradecemos la intención del presidente Obama de seguir el discurso, ocupamos más que reuniones, Sr. Presidente, con todo respeto, otra vez, necesitamos acciones concretas que alivien el sufrimiento de nuestra comunidad inmigrante.

A continuación destacamos algunas críticas y escepticismo de los grupos pro inmigrantes:

Angélica Salas, directora de Coalición de Los Ángeles para los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA):

"El Presidente sabe que tiene un problema de relaciones públicas con la comunidad latina en el tema de inmigración. Sobre todo por las deportaciones masivas. Ellos lo que están tratado de hacer es decir, si este grupo está inconforme, vamos a tratar de convencer a otros sectores".

CHIRLA en una declaración oficial:

"El mandatario debe hacer más que sostener reuniones simbólicas en la Casa Blanca. Sus discursos bonitos no matizan el hecho que un millón de nuestros seres queridos ya han sido deportados y que incontables más ya han sido despedidos o están a punto de perder sus trabajos".

María Rodríguez, directora ejecutiva de la Coalición de Inmigrantes en Florida:

"¡Qué bueno que Obama se reunió con celebridades del espectáculo porque él también es una personalidad del mundo del entretenimiento! Todo esto es un espectáculo. Lo que Obama puede hacer es lo que necesita hacer: parar las deportaciones. Muéstranos acción. Ese es el espectáculo que queremos ver".

Jorge Mario Cabrera, portavoz de CHIRLA:

"El presidente debe parar estas reuniones simbólicas y debe de ponerse los guantes y usar su discreción administrativa para detener las deportaciones y el sufrimiento de gente trabajadora y honesta que contribuye a este país".

Marissa Graciosa, directora de la Campaña para Cambios Comunitarios:

"Nos anima que el presidente Obama siga hablando sobre una reforma migratoria... que se reúna con celebridades que tienen poder para convocar una reforma migratoria pero lo que él todavía no ha hecho es invitar (a la Casa Blanca) a inmigrantes indocumentados, ciudadanos hijos de indocumentados para escucharlos directamente y ver cómo ellos están siendo afectados. La pregunta es, ¿cuándo va a mirar cara a cara a esas personas afectadas?".

Ojalá que haya otra pero esta vez con los afectados como Mariano Cardoso, quien se acaba de salvar de la deportación, o con niños ciudadanos como Emily , que son hijos de padres indocumentados.

Por ahora hasta pronto y  hasta la siguiente reunión.

Suspenden deportación de Mariano Cardoso

Varios medios de prensa reportaron que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) suspendió la deportación del joven estudiante indocumentado, Mariano Cardoso, tras una lucha de dos años.

Cardoso, de 23 años de edad, 22 de los cuales ha vivido en Estados Unidos, recibió una acción diferida de su deportación, una de las herramientas que la administración está empleando en casos individuales, pero sólo tras largas e intensas campañas de presión como la que se libró en favor de Mariano.

Incluso el gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, tuvo que interceder por Mariano ante el DHS, como reportó Maribel Hastings, de America's Voice, en Univision.com:

“Desde que empecé a buscar apoyo no pensé que mi caso calara en mucha gente. Y parece que ahora existe la forma de que el trozo de tierra sobre el cual estoy parado deje de temblar. Esta solicitud del gobernador es una de las pocas opciones legales que tengo para que ICE frene mi deportación”, indicó Mariano.

Hay otra y está en manos del presidente Barack Obama. La acción diferida para Mariano y otros cientos de miles como él. No necesita de la intervención del Congreso para hacerlo.

La intervención del gobernador, agregó, “me deja saber que vale la pena pelear por nosotros”.

Ojalá que el presidente Obama también lo haga.

Grupos pro inmigrantes le están solicitando al gobierno de Obama que use su autoridad ejecutiva para amparar a jóvenes estudiantes que se beneficiarían del proyecto DREAM Act si se promulgara. La idea es que en lugar de hacerlo caso por caso, se ampare a todo el grupo de los que llenarían los requisitos del DREAM Act.

Casa Blanca difunde certificado de nacimiento de Obama

El propio presidente Barack Obama dijo que espera que la presentación del documento acalle a quienes cuestionan su origen para de una vez y por todas poder concentrarse en los asuntos que sí importan en el país, como la lucha por el presupuesto. "No tenemos tiempo para este tipo de tonterías", dijo Obama,  según reportó la AFP:

El presidente estadounidense Barack Obama dijo el miércoles estar perplejo ante las teorías de conspiración sobre su lugar de nacimiento, y dijo que la obsesión de los medios de comunicación sobre este tema era una distracción en un "momento difícil". "No tenemos tiempo para este tipo de tonterías", dijo Obama, añadiendo que estaba perplejo de que la polémica avivada por comentaristas conservadores y algunos de sus enemigos políticos haya seguido por dos años y medio. Obama habló después de que la Casa Blanca difundiera este miércoles una copia de la versión larga del certificado de nacimiento del presidente, que demuestra que éste nació en Hawai el 4 de agosto de 1961. Una versión corta de ese documento, expedido por las autoridades de Hawai, ya había sido publicada en internet por el equipo de Obama durante la campaña presidencial 2007-2008, luego de que parte de sus adversarios pusieran en duda que hubiera nacido en territorio estadounidense y por lo tanto, pudiera ser presidente. Pero este debate se reavivó en las últimas semanas, especialmente cuando el magnate de bienes raíces Donald Trump, que se lanzó a la política con la idea de buscar la nominación republicana para las presidenciales de 2012, cuestionó que Obama hubiera nacido en Estados Unidos. Imagen de los documentos entregados el 27 de abril por la Casa Blanca en los que se indica que el presidente de EEUU Barack Obama nacio en Hawai en 1961. Obama se declaró perplejo sobre la polémica desatada luego que el magnate Donald Trump cuestionó que hubiera nacido en EEUU.

 

Vea la reacción del presidente aquí:

DREAM Act: Gobernador aboga para diferir deportación

Mariano Cardoso tiene dos razones para estar contento esta semana.  Primero, acaba de celebrar su cumpleaños este pasado 16 de abril, y segundo, el gobernador de Connecticut, Dannel P. Malloy, acaba de enviarle una carta al gobierno federal abogando contra su deportación.

Según la agencia noticiosa AP, el gobernador Malloy le pidió a la administración de Barack Obama que difiera la deportación de Mariano, un estudiante de matemáticas que aspira a ser ingeniero y contribuir a este país.

En una entrevista con Maribel Hastings, de America's Voice/America's Voice Español, Mariano nos contó que:

Si pudiera a hablar con Obama le diría que "aquí estoy, en mi país, en su país, y no estoy aquí para quitarle nada a nadie. Sé que puedo contribuir mucho con lo que me han enseñado aquí en Estados Unidos".

Y aunque el presidente Obama argumenta que su administración no se está enfocando en las deportaciones de estudiantes como Mariano, vemos todo lo contrario. 

Nuestro mensaje para el gobernador Malloy: Gracias por su valentía. Esperamos que su gesto mande un fuerte mensaje a Washington y a otros funcionarios para que entiendan que no tiene sentido expulsar a estos jóvenes que se beneficiarían de medidas legislativas como el DREAM Act o de alguna decisión administrativa que suspenda sus deportaciones.

22 Senadores demócratas piden a Obama frenar deportaciones de estudiantes

A continuación el comunicado de prensa emitido por la oficina del líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, así como la carta que enviaron al presidente Obama 22 senadores demócratas:

Fecha: Miércoles, 13 de abril, 2011

REID, DURBIN, 20 SENADORES DEMOCRATAS ESCRIBEN A OBAMA SOBRE SITUACION DE ESTUDIANTES DEL DREAM ACT

Senadores piden al Presidente que establezca proceso uniforme para la congelación de deportaciones

Washington, D.C.---El Senador por Nevada Harry Reid, el Senador por Illinois Dick Durbin y 20 otros senadores demócratas, hoy le enviaron una carta al Presidente Barack Obama pidiéndole que establezca un proceso riguroso, consistente y organizado para manejar las peticiones de congelamiento a las deportaciones de aquellos jóvenes quienes calificarían bajo el DREAM Act si este fuese promulgado en ley.

La Administración Obama --al igual que la anterior administración Bush—le ha concedido “acción diferida” a algunos jóvenes quienes serian elegibles bajo el DREAM Act. Sin embargo, estas acciones se han tramitado sin que exista un proceso formal, lo que conlleva a un manejo inconsistente de estos casos por las diferentes oficinas de servicios migratorios a través del país. Los senadores le pidieron a la Administración Obama que considere establecer un proceso formal para la acción diferida, y para el seguimiento de casos del DREAM Act.

La carta hace hincapié que los estudiantes del DREAM Act, a diferencia de criminales violentos o individuos quienes si son un peligro para la seguridad nacional, no son una prioridad para las autoridades de orden público. Esto ayudaría a conservar recursos de orden público que son limitados. Los senadores escribieron que:

“Creemos firmemente que los estudiantes del DREAM Act no deben ser sacados de los Estados Unidos, ya que tienen un gran potencial para contribuirle a nuestro país, y además, los hijos no deben ser castigados por los errores de los padres”.

Bajo el DREAM Act, un estudiante sin documentos puede obtener estatus legal permanente si llegó al país antes de los 15 años; ha vivido en el país al menos cinco años; se gradúa de secundaria; mantiene antecedentes limpios; y completa dos años de estudios universitarios, o de servicio en las Fuerzas Armadas de EE.UU.

Se adjunta una copia de la carta:

Senado de los Estados Unidos

WASHINGTON, DC 20510

13 de abril de 2011

Presidente Barack Obama

La Casa Blanca

Washington, DC 20500

Estimado Sr. Presidente,

Le escribimos para discutir nuestro interés mutuo en un grupo de jóvenes talentosos y responsables, quienes poseen el potencial de seguir enriqueciendo a nuestra gran nación: individuos quienes serian elegibles para recibir alivio migratorio bajo el DREAM Act.

Sabemos que compartimos el deseo de aprobar una reforma migratoria integral lo más pronto posible, y apreciamos que apoye nuestros esfuerzos para solucionar este problema tan crítico que está enfrentando nuestra nación. Mientras continuamos trabajando hacia la adaptación de una reforma integral de nuestro sistema migratorio, también hemos trabajado para aprobar el DREAM Act. Este proyecto de ley le da a un grupo selecto de estudiantes la oportunidad de ajustar su estatus legal si: llegaron a los Estados Unidos a los 15 años o antes; han vivido en este país un mínimo de cinco años; poseen buen carácter moral; no son ni inadmisibles ni depórtales de acuerdo a un numero de motivos pre-establecidos; se graduaron de secundaria u obtuvieron un diploma equivalente; y asistieron a la universidad o sirvieron en nuestras fuerzas militares por un mínimo de dos años.

Como Ud. sabe, el DREAM Act se aprobó en la Cámara de Representantes y obtuvo una mayoría bipartidista en el Senado de los Estado Unidos en diciembre. Desafortunadamente, el apoyo de 55 senadores no fue suficiente para remontar el obstruccionismo por aquellos que se oponen a la propuesta. Apreciamos mucho el gran apoyo que le dio al DREAM Act el año pasado y con gran placer esperamos trabajar con Ud. para promulgarlo en ley durante este 112do Congreso.

Ud., es el máximo funcionario del orden público en nuestro país, y por supuesto está obligado a hacer cumplir la ley. Sin embargo la discreción en cuanto al encausamiento judicial, teniendo en cuenta prioridades y recursos limitados, tiene una larga historia en esta nación y es completamente coherente con nuestro interés de mantener el imperio de la ley. Su administración tiene una trayectoria firme en la aplicación de las leyes, ya que el año pasado deportó a más inmigrantes indocumentados que cualquier otra en la historia. Al mismo tiempo, también le ha concedido acción diferida a un pequeño número de estudiantes que califican para el DREAM Act, evaluando cada caso independientemente, tal como lo hizo la administración de George Bush. La concesión de acción diferida para los estudiantes quienes califican para el DREAM Act, quienes no son una prioridad entre las obligaciones del Departamento de Seguridad Nacional, ayuda a conservar los recursos limitados de nuestras autoridades de orden público.

Apoyaríamos concederle acción diferida a todos los jóvenes quienes cumplan con los rigurosos requisitos necesarios para calificar para la cancelación o suspensión de deportación bajo el DREAM Act, tal cual fue pedido en una manera bipartidista por el senador Durbin y Lugar el pasado mes de abril. Creemos firmemente que los estudiantes del DREAM Act no deben ser sacados de los Estados Unidos, ya que tienen un gran potencial para contribuirle a nuestro país, y además, los hijos no deben ser castigados por los errores de los padres. Como lo dijo Ud. en el discurso sobre el Estado de la Unión “Hay que frenar la expulsión de jóvenes talentosos y responsables, quienes podrían ser el personal en nuestros laboratorios científicos o los fundadores de nuevas empresas, quienes pueden continuar enriqueciendo a esta nación”.

También podemos apoyar medidas parecidas a estas, las cuales usted puede tomar al establecer un sistema más ordenado y coherente para manejar los casos individuales de esos estudiantes quienes califican para el DREAM Act.

Por ejemplo, su administración podría establecer un proceso para que los estudiantes del DREAM Act puedan solicitar una acción diferida. En este momento no existe un proceso formal para aplicar a la acción diferida y muchos estudiantes quienes califican para el DREAM Act no están enterados de esa opción. Es más, el Defensor en la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) bajo la administración Bush recomendó establecer un proceso para aplicar a la acción diferida.

Su administración también podría requerir que se reporte y se le haga seguimiento a los casos del DREAM Act. Hasta donde entendemos el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) no tiene un proceso para reportar y seguir a casos del DREAM Act. Por consiguiente no hay un mecanismo que asegurar un manejo consistente por las diferentes oficinas a través del país; nadie sabe cuántas personas elegibles para el DREAM Act están en proceso de deportación, cuantos han pedido una acción diferida, y cuantos han sido deportados. Las oficinas de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) niegan con frecuencia dichas peticiones de acción diferida en los casos de DREAM Act sin el conocimiento de la oficina central de ICE. Muchas veces la oficina central de ICE solo se entera de casos de DREAM Act a través de oficinas del Congreso, grupos defensores de los inmigrantes o los medios, y muchas veces se requiere un proyecto de ley privado u otro tipo de acción del Congresos antes de que se apruebe una petición de acción diferida. El Defensor en la USCIS bajo la Administración de Bush también recomendó seguimiento a estos casos y que la central de ICE supervisara las peticiones de acción diferida para asegurarse que no existiese disparidad de una región geográfica a otra en las aprobaciones o negación de acción diferida; y para que todos los casos fueran decididos bajo los mismos parámetros.

Por último, su administración podría decidir que la concesión de la acción diferida ocurra lo más temprano posible durante el trámite de cada caso. Bajo los procedimientos actuales, el DHS normalmente no concede una acción diferida en los casos del DREAM Act hasta que el individuo no ha recibido una orden final de deportación, y frecuentemente solo con días, u horas de antelación a la fecha de deportación. Esto es un uso ineficiente de recursos limitados y no coincide con políticas establecidas por el DHS. Como dijo la entonces Comisionada de Inmigración Doris Meissner en el memorándum “Discreción en el Ejercicio de Acciones de Encausamiento” del 17 de noviembre del 2000 –el cual todavía es política de DHS: “Como guía general, es mejor ejercer discreción favorable lo más pronto posible en el proceso, una vez que se han determinado los hechos, para poder conservar los recursos del Servicio, y también teniendo en cuenta los intereses del extranjero, evitando procedimientos legales innecesarios”.

Gracias por considerar esta y otras medidas que establezcan un proceso más organizado para manejar los casos de jóvenes quienes podrían ser elegibles para recibir alivio migratorio bajo el DREAM Act. Esperamos poder trabajar con Ud. en opciones que le den herramientas a este talentoso grupo de jóvenes para que le contribuyan a esta nación que consideran su hogar.

Atentamente,

Harry Reid

Líder de la Mayoría

Dick Durbin

Líder Adjunto de la Mayoría

Patrick Leahy

Presidente del Comité Judicial

Carl Levin

Presidente del Comité de las Fuerzas Armadas

Daniel K. Akaka

Mark Begich

Michael F. Bennet

Jeff Bingaman

Richard Blumenthal

Barbara Boxer

Maria Cantwell

Christopher A. Coons

Dianne Feinstein

Kirsten E. Gillibrand

John F. Kerry

Frank R. Lautenberg

Joseph I. Lieberman

Barbara A. Mikulski

Patty Murray

Bill Nelson

Jack Reed

Sheldon Whitehouse

###

 

Page 1 of 35 pages  1 2 3 >  Last »